La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que la remodelación de todo el sistema educativo en España es una "reforma fundamental" y "urgente" porque "no podemos permitir las cifras de fracaso, abandono y paro juvenil".

  Sáenz de Santamaría ha señalado que tenemos una tasa de abandono escolar del 25%, que dobla a la del resto de países de la Unión Europea, situada en torno al 13%. Esto significa que uno de cada cuatro jóvenes abandona al terminar la etapa obligatoria, y muchos sin haber terminado la ESO. Además, la tasa de alumnos repetidores es muy elevada y la de desempleo juvenil supera el 57%, frente a países como Alemania que se queda en el 8%. El 23,7% de jóvenes de entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja, porcentaje sólo superado por Israel.

 
Los resultados académicos, según ha indicado la vicepresidenta, alejan a España de los puestos de cabeza en educación y empeoran con los años. Así, nuestro país obtuvo 481 puntos en las últimas pruebas de PISA realizadas en 2009, doce puntos por debajo de los obtenidos en promedio por la OCDE. Los datos son peores que los obtenidos en 2000: 493.
 
La vicepresidenta ha resaltado que estos resultados negativos se producen a pesar de que "la inversión en educación está muy por encima de la media de la OCDE y Unión Europea". España destina 10.094 dólares al año de gasto público por cada alumno en la educación pública, un 21% más que la OCDE y la UE. La inversión en educación se ha duplicado en la última década: de 27.000 millones a 53.000 millones de euros.
 
Para revertir esta situación, Sáenz de Santamaría ha avanzado que la futura ley refuerza los conocimientos instrumentales; flexibiliza las trayectorias educativas; incorpora sistemas de evaluación externa para poder evaluar el aprendizaje de los alumnos e ir adaptándolo; dota de mayor autonomía y especialización a los centros docentes; mejora la transparencia en los resultados y subraya la cultura del esfuerzo, para que los estudiantes se impliquen a lo largo de todo el proceso.
 
 
 
Spanish Basque Catalan English Galician