images 1 La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), a propósito de las declaraciones del profesor José Antonio Marina, encargado de redactar el libro blanco de la profesión docente que prepara el Ministerio de Educación, quiere mostrar su desacuerdo en lo que se refiere a la vinculación de los sueldos de los profesores con la evaluación del centro y el resultado de sus alumnos. 
 FSIE considera que ningún centro es igual y está de acuerdo con la necesidad de evaluar a los docentes, pero cree que los incentivos económicos deben depender del progreso de la carrera docente de cada profesional, lo que sin duda redundará en una mayor calidad del sistema educativo que revertirá en los mejores resultados de nuestros alumnos.
 Atendiendo a las propuestas que pueden recogerse en este libro, de vital importancia para prestigiar la profesión docente, FSIE considera de vital importancia seguir trabajando en la línea de otorgar al maestro el respeto y la dignidad que merece, cuestión que en estos momentos parece olvidada, según los expertos sondeados por WISE (Cumbre Mundial de la Educación). 
 Sobre la necesaria evaluación del profesorado, FSIE se muestra de acuerdo en que exista, siempre que ésta esté enfocada a la mejora de la práctica docente, y por ende, a la mejora de los resultados de los alumnos. Actualmente, casi el 40 por ciento de los profesores encuestados, asegura que nunca nadie le ha dicho si imparte bien o no sus clases, y, dado que el objetivo final debe ser la mejora del sistema educativo, parece lógico abordar esta cuestión. 
 En relación al llamado MIR para los estudiantes de magisterio, FSIE se muestra a favor de la existencia de alguna prueba de este tipo que permita a los profesores llegar a las aulas con los conocimientos necesarios y las herramientas prácticas adecuadas para transmitirlos. Por el momento, y a falta de concretar en qué consistirá este tipo de prueba, lo que la organización defiende es que se trabaje para definir los requisitos de acceso a la formación inicial, se mejore esta formación para que los profesionales que recalen en la carrera sean los mejores y salgan bien preparados, se apueste por la formación permanente y se dote a los profesionales de herramientas para su desarrollo, sin olvidar el reconocimiento y dignificación de la profesión como tal, así como la definición de la carrera profesional con independencia del centro en que se decida ejercerla, público o privado.