fotoFSIE pide que se mantengan las condiciones laborales de todos los trabajadores

FSIE, ante la excepcional situación que estamos viviendo y que ha provocado el cierre de centros decretado por parte de las autoridades con el objetivo de evitar la propagación del virus reduciendo los desplazamientos de las personas, ha solicitado a las organizaciones patronales del sector de la enseñanza concertada, privada y atención a la discapacidad lo siguiente:

  • Que los centros de trabajo organicen el teletrabajo y tomen la medida extraordinaria de no asistencia a los mismos de todos los trabajadores sea cual sea su categoría profesional.  Es la forma adecuada de cumplir con lo que desde la administración se está dictando y con el mensaje continuo de que "hay que quedarse en casa".
  • En caso de decidir la asistencia de los trabajadores, en su totalidad o en parte de la plantilla, y siempre que sea autorizado por las autoridades competentes, se adopten todas las medidas sanitarias e higiénicas en la empresa para evitar que estas personas puedan contraer el virus: suministro de guantes y mascarillas, jabón y gel desinfectante, ropa de trabajo adecuada, desinfección de las instalaciones, distancia de seguridad entre ellos, etc.
  • Que se eviten la adopción de medidas perjudiciales en las condiciones laborales de los trabajadores en esta situación ya de por sí delicada. 

FSIE constata el enorme esfuerzo que los profesionales están realizando para poner en marcha medidas de teletrabajo que minimicen el efecto negativo que esta situación puede tener sobre la formación del alumnado. Sin duda lo conseguirán. Se está demostrando la profesionalidad y el compromiso de todos en este sentido. Reconocemos también el esfuerzo que están haciendo los equipos directivos para adaptar el funcionamiento a estas circunstancias y la sensibilidad que la mayoría de ellos están demostrando.

También está siendo encomiable el esfuerzo del PAS y por ello FSIE solicita también a las empresas que, junto a las administraciones públicas que deben establecer con urgencia ayudas de carácter extraordinario, hagan un esfuerzo para mantener las condiciones laborales de todos los trabajadores sin distinción.

No es precisamente el momento de proceder a despidos que pueden generar situación de indefensión en muchos trabajadores complicándoles aun más la delicada situación en la que estamos. Especialmente nos estamos refiriendo a aquellos profesionales que no podrían realizar sus funciones mediante el teletrabajo.