fotoEl pasado 7 de mayo, la FSIE envió una carta al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, exigiendo la aprobación de un Plan específico para el sector de la Educación Infantil de 0-6 años con el fin de garantizar la continuidad de los centros.

Desde que se decretó el estado de alarma estos centros han cesado su actividad completamente con el impacto que eso ha tenido en sus ingresos y en sus plantillas, compuestas por mujeres en más de un 90%, que han sufrido despidos o ERTES. Después de semanas en esta situación, el Gobierno plantea su apertura para facilitar la conciliación laboral y familiar sin tener en cuenta que desde el comienzo de la crisis sanitaria el sector no ha recibido ninguna ayuda específica y que el distanciamiento social y las medidas de prevención que dicta Sanidad son imposibles de lleva acabo con niños de 0 a 6 años.

Desde FSIE hemos denunciado reiteradamente la situación del sector reclamando al Gobierno y al resto de las administración públicas que se aprueben ayudas económicas para garantizar la apertura y viabilidad de todos los centros que estaban abiertos antes de la declaración del estado de alarma y que se adopten medidas orientadas a la recuperación total del empleo. Además, ante la posible reapertura de los centros siguiendo las recomendaciones de Sanidad, la limitación de aforo pone en serio peligro el mantenimiento de los centros que tendrían que incrementar las cuotas en proporción a la reducción del aforo para poder garantizar su sostenibilidad.

Además, FSIE sigue manteniendo que no se dan las condiciones adecuadas para retomar la actividad en un sector en el que la corta edad y las necesidades asistenciales del alumnado imposibilitan mantener la distancia social y el resto de medidas de prevención de contagios. Es imposible evitar que menores de 6 años se quiten la mascarilla, toquen a sus compañeros o a su profesor, etc, por lo que entendemos que la transición a la nueva normalidad en esto centros requiere instrucciones mucho más específicas y claras además de la dotación de medios para la prevención de contagios entre el alumnado y sus familias y los profesionales.

Por todo ello, desde FSIE exigimos al Gobierno que adopte todas las medidas necesarias para evitar que muchos de estos centros, y el servicio fundamental que prestan, desaparezcan con el perjuicio que esto ocasionaría al empleo y a la sociedad en su conjunto.


Documentos relacionados:

Carta al Presidente del Gobierno