FotoFSIE considera que no se ha avanzado prácticamente nada y se mantiene la misma intranquilidad e incertidumbre que al finalizar el curso.

A pesar de que ha existido un claro mensaje de la comunidad educativa exigiendo al Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas la necesidad de alcanzar acuerdos homogéneos en los criterios de actuación para el comienzo, organización y desarrollo del curso escolar 2020/21, el Acuerdo cerrado ayer mantiene la indefinición en muchos aspectos y no transmite confianza ni seguridad a los profesionales, familias y alumnado. 

Como han declarado varios Consejeros de Educación, el documento ha sido respaldado porque no aporta nada nuevo, con esto queda dicho todo.

  • No se ha fijado la necesaria reducción de ratios y se mantienen números de alumnos por aula que contradicen las propias normas de distanciamiento y seguridad que se decretan por el Gobierno y las Autonomías para otros ámbitos sociales y laborales.
  • No hay medidas para Educación Infantil, Formación Profesional o Educación Especial, ámbitos educativos que por sus características necesitan normativa específica.
  • No se determinan criterios concretos para adoptar decisiones sobre el cierre de aulas y centros ni la actuación concreta ante contagios y contactos de alumnos por un lado y profesorado y PAS por otro.
  • Se mantiene el inicio del curso y sin tener en cuentala reiterada posición de la OMS desaconsejando la apertura de los colegios en zonas con alta transmisión del virus situación que se está dando en varias zonas.
  • No se acuerda una inversión económica de carácter finalista, extraordinario y temporal, que permita la contratación del número suficiente de profesionales para desdoblar grupos, atender al refuerzo que necesitan muchos alumnos, aumentar el número de orientadores, incrementar el personal de limpieza, incorporar personal sanitario o garantizar la dotación tecnológica necesaria para docentes y todo el alumnado. 
  • La decisión y responsabilidad de adoptar medidas académicas de adaptación curricular y programática se dejan en manos de los centros educativos sin ninguna orientación ni directriz homogénea.
  • No se ha abordado ni resuelto el grave problema de la conciliación familiar y laboral ante los seguros cierres de aulas y centros que se van a ir produciendo.

FSIE es firme partidario de la educación presencial pero siempre que esta se pueda desarrollar en un marco de seguridad máxima para los profesionales, docentes y no docentes, y alumnado. Siguen faltando muchas medidas fundamentales para asegurar y preservar con el máximo de garantía posible la salud de la comunidad educativa en los centros. Se ha perdido otra gran oportunidad y esta situación se produce a falta de 4 días para el inicio del curso escolar. 

Documentos relacionado: