fotoEste miércoles 30 de diciembre de 2020 ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOMLOE). Tras meses de polémica y pese a la movilización ciudadana en su contra, el proceso exprés de tramitación de la ley ha culminado a las puertas del nuevo año con su entrada en vigor definitiva.

Como hemos venido denunciando, la denominada Ley Celaá no ha tenido en ningún momento la intención de abordar los problemas reales de la educación española siendo sus únicos objetivos principalmente partidistas e ideológicos. Una ley nacida sin consenso ni diálogo, en cuya elaboración se ha vetado la participación de la comunidad educativa y la sociedad civil y tramitada en medio de una pandemia mundial sin precedentes.

FSIE, como sindicato mayoritario de la educación concertada, continuará ahora su lucha contra esta ley en los diferentes territorios a fin de minimizar todo lo posible el impacto de esta nueva normativa en el sistema educativo. Además, como miembro de la plataforma Más Plurales, instamos a los grupos políticos contrarios a esta Ley Celaá a que interpongan recursos de inconstitucionalidad y ejerzan presión en las Comunidades Autónomas para intentar garantizar la libertad de elección y la continuidad de los proyectos educativos de los centros concertados y de educación especial.

Por su parte, FSIE continuará trabajando para defender la libertad y la pluralidad de nuestro sistema educativo y para garantizar los derechos de los trabajadores del sector de la Enseñanza Concertada, Privada y de Atención a Personas con discapacidad en todos los ámbitos necesarios y empleando todas las herramientas jurídicas y legales a nuestro alcance.

 

Documentos relacionados: